Pasajes cortos del subterráneo V.

Caen las gotas sobre mi cabeza, en uno de esos extraños días de un invierno moribundo, preparado para hundirme en las entrañas de la tierra un día más en busca de algo que… Que aún no sé qué es.

Suenan ritmos demasiado alegres para la ocasión, no suena el murmullo de la gente, el ruido de las máquinas ni un narrador omnisciente que me diga cual es mi siguiente paso. Creo que estoy atascado en una página de una novela de lo más monótona.

Son los mismos túneles, las mismas sombras, las mismas paradas, las mismas conversaciones inadvertidas, ni un pájaro cantando, maletas que estorban mi camino, trenes que se van cuando yo llego, emociones disparadas de otras personas y un enorme cartel para mi que grita: Nada.

Anuncios

Publicado por

vibilefleu

«Confío siempre ganarme la vida con mi arte sin tener que desviarme nunca de mis principios ni el grueso de un cabello, sin traicionar mi conciencia ni un solo instante, sin pintar si quiera lo que pueda abarcarse con una mano solo por darle gusto alguien o por vender con más facilidad.» -Gustave Coubert.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s