Mi chispa.

Puedes quedarte cavando todo el día si te apetece en mi oscuro corazón, puedes buscar un pedacito de humanidad sagrada en ese rincón tan apagado de mi ser. Puedes seguir cantando ritmos propios de artistas muertos mientras intentas desvelar mis pensamientos que están bien cerrados tras una cerradura oxidada.

Destroza mi bajo contra el escenario, muestra la furia que llevas dentro al acabar tu actuación, dame un poco de marihuana si tienes. Puedes tirarte todo el día intentando desvelar algo de mi, intentando hacerme más humano, pero es que yo no soy humano. Puedes cavar, puedes cavar todo el día si te apetece. Quieres desatarme, quieres que sea como los titanes y destroce la fiesta.

Rompí las paredes y os maté a todos, no quedó ni uno, sólo por cavar y cavar, intentando tocar algo que nunca se debió tocar. Y sigues ahí, obcecada en encontrar algo inexistente en mi, intentando algo que no comprendo. Te paras un momento a respirar, yo sé lo que necesitas, te ofrezco un cigarro, lo posas en tus labios y dejas que te lo encienda. Esos labios rojos siempre me hicieron perder la cabeza.

Y mientras descansas y miras a ningún lado te pregunto, me pongo a cavar en tu corazón, a ver si encuentro algo digno de imitar en el tuyo y curiosamente encuentro lo mismo que hay en el mio: Nada.

Un corazón negro, un corazón que no contiene pizca de humanidad, que no contiene nada sagrado.

¿Por eso buscabas en el mio? ¿Intentabas encontrar mi chispa y llevártela? ¿Querías un poco de mi?

Doy una calada rodeado de cadáveres de otros yos que se tropezaron y no se volvieron a levantar. Fuera todo el humo y saco esa llave roñosa que usé por última vez hace una década. Con el cigarro en la boca abro la puerta, hace ese sonido típico de puerta vieja de película de terror.

Vuelvo a sentarme a tu lado, miro como el color de tus labios se queda en el cigarro y me enamoro, extiendo mi mano cerrada y ahí está, lo que buscabas, lo que intentabas encontrar cavando, lo que tanto ansiabas, mi chispa.

Tiras el cigarro, me besas en los labios, un beso que me manda a las estrellas y te vas.

Te vas feliz, con mi chispa y me dejas aquí con los labios llenos de carmín.

Anuncios

Publicado por

vibilefleu

«Confío siempre ganarme la vida con mi arte sin tener que desviarme nunca de mis principios ni el grueso de un cabello, sin traicionar mi conciencia ni un solo instante, sin pintar si quiera lo que pueda abarcarse con una mano solo por darle gusto alguien o por vender con más facilidad.» -Gustave Coubert.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s