Ojos verdes.

Otra noche viendo como se escapa un precioso recuerdo disfrazado de mariposa, otra noche viendo como la luna se alza en busca de algo que los mortales no podemos entender. La suave brisa que acurruca a las nubes, el leve tintineo de un libro a medio acabar. Hoy no voy a dormir, hoy no quiero dormir, esta noche quiero idealizar tus ojos verdes una vez más, quiero susurrarte sentimientos y que te lleguen en forma de pensamientos, esta noche quiero un café solos tú y yo, quiero pensar en que formo parte de tus sueños, quiero y nada más.

Se seca la tinta en una pared, se secan los versos que manifiestan la belleza, se seca la alegría prolongada de mentiras atroces que fundaron nuestras almas. Quiero pensar que el tiempo lo curará, quiero pensar que mis recuerdos cicatrizarán, quiero un poco de ti, quiero un beso en la mejilla o un abrazo a mediodía. Intento, todo lo que puedo, ser peor persona, intento que los minutos me conviertan en un ser deleznable, intento que tus ojos verdes me miren con desprecio, intento hacerme daño a mi mismo porque creo que lo necesito, creo que los malos sentimientos son mi musa y mi musa no eres tú.

Yo no tengo castillo ni rosa que se muere poco a poco, yo no tengo pasión ni osadía, yo no tengo algo escrito para el día en el que, posiblemente tarde, me declare. Podría ser un monstruo, podría ser una pesadilla, podría ser tu peor recuerdo, tantas cosas podría ser para intentar alejarte de mi y que al intentarlo me miraras, con tus ojos verdes, y dejarás volar a las mariposas negras, moradas y magentas que nacieron de esos recuerdos.

Me hago daño por intentar no hacértelo a ti, me clavo cuchillos en el pecho intentando sacar ese corazón lisiado que ya no quiere vivir más, que está harto de tanta mierda, que necesita alguien que le trate mejor. Ahorco mi lírica y quemo a la métrica, nunca fui poeta, nunca debí intentar serlo.

Y veo otra mariposa que se va en esta noche, que se dirige a la la luna, que se lleva eso que tanto me gustaba de ti ¿Qué era? Era verde, lo sé, sé que lo era ¿Pero el qué? La veo irse y me despido de ella, porque algo me dice que era demasiado importante, me despido pensado en que me despido de mi amor por ti, me despido de algo que no recuerdo lo que era.

Era verde… Era verde.

Anuncios

Publicado por

vibilefleu

«Confío siempre ganarme la vida con mi arte sin tener que desviarme nunca de mis principios ni el grueso de un cabello, sin traicionar mi conciencia ni un solo instante, sin pintar si quiera lo que pueda abarcarse con una mano solo por darle gusto alguien o por vender con más facilidad.» -Gustave Coubert.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s