Larga espera en el metro.

Perdido por los túneles de una ciudad que te lleva al cielo, perdido en los pensamientos de muchos otros yos perdidos por otros túneles de otras ciudades, dando mil vidas en un suspiro dedicado a las musas, relajado por el tiempo que no deja de correr.

Sentado en un asiento divagando conmigo mismo sobre todo aquello que me podría pasar, sobre todo lo que me podría pasar. Pocas palabras de mi boca sedienta de conversaciones que se alargar por la madrugada, pocos dibujos de mis dedos hartos no solo rozar el papel. Poca inspiración en una caja de metal que me transporta por cruces, curvas y cambios, rojos y verdes, contrastes en lo monocromático.

Aburrido de mirar mi rostro en un negro profundo, aburrido de mirar el reloj desecho del calor de los minutos, aburrido de mirar como se mueren mis venas.

Recorriendo monumentos sin verlos, viviendo la vida de un gusano, la de un topo. Ciego ante la miseria de una mayoría, obnubilado por el deseo de autodestrucción, encandilado por las mentiras que susurran las personas. Olvidando mi destino, sintiéndome único cuando soy uno más, un dios en una burbuja.

Atascado en el problema de hace siete años, alejado de las hojas repletas de palabras y de historias. Nada que decir, nada que contra, nada que lanzar contra mi cabeza hasta que se abra.

Una voz mecánica anuncia mi regreso al purgatorio, la huída de mi infierno lleno de agujeros, a un paso más del sol, arrancado de ese trasto de metal.

Y veo la luz en el purgatorio y me siento un elegido, dos pasos más y me vuelvo a introducir en ese infierno que llamo túneles.

Perdido por los túneles de una ciudad que te lleva al cielo, perdido en los pensamientos de muchos otros yos perdidos por otros túneles de otras ciudades, dando mil vidas en un suspiro dedicado a las musas, relajado por el tiempo que no deja de correr.

Anuncios

Publicado por

vibilefleu

«Confío siempre ganarme la vida con mi arte sin tener que desviarme nunca de mis principios ni el grueso de un cabello, sin traicionar mi conciencia ni un solo instante, sin pintar si quiera lo que pueda abarcarse con una mano solo por darle gusto alguien o por vender con más facilidad.» -Gustave Coubert.

One thought on “Larga espera en el metro.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s