Verde.

Me fui a vivir a la torre de la luz, a lo que antes guiaba mi camino. La barba ya recubre mi cuello, los cabellos se han vuelto indomables. Las olas siguen gritando tu nombre, buscándote. A veces no saben si gritar más alto, ya no saben si estoy vivo o muerto, si me cansé de buscar a mi sueño eterno. Continúa leyendo Verde.

Anuncios