Negro.

Abrir los ojos con el amanecer y no saber como se ha llegado ahí, pero se llegó, lo mejor es no darle vueltas, poner los pies en contacto con la arena y el alma en sintonía. Continúa leyendo Negro.

Anuncios